crisis lactancia y brotes crecimiento
Mamás y Bebés
0

Crisis de lactancia y brotes de crecimiento

Cuando decides ser padre pasas por un periodo de búsqueda de información casi compulsiva, y llega un momento en el que te encuentras con este tema: las crisis de lactancia. Según la fuente de información que encontremos, estas crisis están muy definidas (a los 17 días, a los 3 meses…), consistiendo en periodos en los que los bebés tienen cambios en el patrón de alimentación y de repente empieza a comer menos (o al contrario, come mucho más) debidos precisamente a brotes de crecimiento o a cambios en la leche materna. Sin embargo, para otros autores esta relación entre los cambios de alimentación y el crecimiento de los bebés es una hipótesis, no contrastada, de manera que estos cambios pueden ocurrir en cualquier momento y cuya causa es desconocida.

Sea una cosa o la otra, lo que es cierto es que se producen cambios en la alimentación de los bebés, y que como madres tenemos que mantener la calma y saber entenderlo, ya que si nos agobiamos y pasamos al biberón completamente, el bebé va dejando la lactancia.

Sobre este tema hemos hablado con distintas madres y esto es lo que nos han contado:

Mamá 1

«Cuando supe que estaba embarazada me decidí a darle el pecho a mi bebé. Nada más nacer, todavía en el hospital, tuve una subida de leche, pero a los 15 días mi hijo demandaba más pecho a todas horas, día y noche. No sabía qué hacer, además no conté con el apoyo familiar, ya que mi madre me decía que le diera cada 3h ya que si le daba a demanda se acabaría “enviciando a la teta”; por otro lado, mi suegra me decía que mi leche era de mala calidad y que por eso mi hijo pedía más, que lo que estaba ocurriendo era que mi hijo pasaba hambre…

En este punto no tenía referencias y sus opiniones eran la única fuente de información de que disponía. Ante la duda, la inseguridad y el miedo recurrí a la leche de fórmula. Seguí informándome, esta vez en internet, libros, revistas, etc., y encontré información acerca de la crisis de los 15 días, en los que simplemente el bebé demanda más. Desde entonces me fío de mis instintos. A veces ha enfermado y ha estado sin comer, pero luego lo compensaba durante los siguientes días comiendo más. Lo realmente importante es entender lo que mi hijo quiere.»

Mamá 2

«Tengo 60 años y cuando tuve a mi hija dejé de darle el pecho a los 3 meses. Pensaba que la niña había perdido el interés porque cada vez que intentaba alimentarla gruñía. En aquella época, tanto mi madre como el pediatra me recomendaron cambiar a leche de fórmula. Ahora mi hija ha sido madre y yo soy abuela de una preciosa niña de ya 8 meses. Pero los tiempos han cambiado mucho. A mi hija le pasó más o menos lo mismo con su niña a los 3 meses, pero en seguida le dijeron que era “la crisis de los 3 meses”, debida al cambio de sabor de la leche.

Esto, unido al hecho de que hay bebés muy curiosos que por el día quieren verlo todo, parece que pierden el interés por el pecho. Viéndolo desde fuera y con mi hija, me he dado cuenta de que sólo es cuestión de paciencia y de esperar a que el bebé se acostumbre, y que, cuando no comen por el día, comen por la noche, pero no pasan hambre.»

Mama 3

«De la noche a la mañana mi bebé cambió el patrón de alimentación. Antes era cada 2h, de repente quería comer a todas horas, incluso por la noche necesitaba comer y si no le daba el pecho lloraba. Así que decidimos dejar la lactancia, ya que era una situación que me agotaba física y mentalmente y no veía salida…

Más tarde, a mi hermana le pasó algo parecido, pero ella aguantó y en 1 semana se aclimató. Me faltaba información ya que ni había oído hablar de lo que era un brote de crecimiento ni nadie me dijo que era cuestión de tiempo…»

Mama 4

«No sé si pasé por la crisis de los 3 meses o qué ocurrió, pero sí que me sentía más insegura, me notaba los pechos vacíos, uno no llegaba ni a gotear, y en 3-5 minutos mi hijo dejaba de comer, así que pensé que mi leche no le alimentaba o que no producía tanto como antes.

Iba a un grupo de apoyo de madres, y en seguida me ayudaron, me dijeron que era algo temporal, ya que todos los niños acaban pasando más o menos por las mismas etapas. En mi caso fue primordial la ayuda que las otras madres me dieron, ya que si no hubiera sido por ellas seguramente hubiera dejado la lactancia.»

Esto es lo que algunas madres nos han contado sobre sus propias experiencias, pero, ante todo, hay que tener en cuenta que cada caso es particular y ante cualquier duda lo más importante es acudir al pediatra, sobre todo si el bebé pierde peso o está alicaído, pero no confundir estas crisis con el hecho de que no se pueda dar el pecho.

También podéis consultarnos en info@consejosdefarmacia.es

Related Posts
vacuna meningitis
Vacuna para la Meningitis B ¿si o no?
fotoprotector-isdin-pediatrics-bebes
El sol y los niños, una combinación perfecta con los cuidados adecuados
Baby mit Fläschchen
Alimentación Infantil: Crece sano y fuerte

Leave Your Comment

Your Comment*

Your Name*
Your Webpage